viernes, 4 de noviembre de 2016

ELECCIONES 2016... PUERTO RICO


   Se trata de varios carteles, y la narrativa que les acompaña, que publiqué en mi muro de 'feisbuc' en los días cercanos a las elecciones de noviembre 8 de 2016. Es un contrasentido que en el nivel más superficial, estas elecciones representen una lucha entre los 6 candidatos a la gobernación: David Bernier (PPD), Ricardo Roselló (PNP), María de Lourdes Santiago (PIP), Rafael Bernabe (PPT), Alejandra Lúgaro (independiente) y Manolo Cidre (independiente). Cada cual tiene su particular agenda, pero en términos más generales y significativos, representa la presencia de candidatos independientes y los indicios del final del bipartidismo. A un nivel más profundo, se trata de una lucha insignificante, ya que Puerto Rico es gobernado por una Junta de Control Fiscal Federal cuyos poderes han sido definidos por la llamada Ley PROMESA y su rango de responsabilidad está por encima de nuestra constitución.  Su deber es cobrar el dinero de los bonistas. 
   En el plano de la realidad, los gobiernos habidos en por lo menos las últimas 5 décadas, han conducido a nuestra Isla por el camino de la burocratización, 
sobre reglamentación, aumento de impuestos y contribuciones, mayor endeudamiento y le han respondido más a los intereses económicos en lugar de al propio pueblo.  En otras palabras, han sido gobiernos plutocráticos. 
_____________________________
¿Será ésto jeringonza? ¿Tal vez un acertijo? Mientras más agitemos las banderas de colores y sintamos que al votar vamos a resolver algo... más alejados estamos de poder ver la figura doblegada bajo el yugo que aparece en el mismo centro del cartel. Éste es el verdadero luto. 
[2 noviembre 2016] 

Nota: El yugo, representado por un esclavo bajo el carimbo del signo de dolares, es nuestro Pueblo y éstas elecciones y los apasionamientos y fanatismos nubla la comprensión de esa realidad.  
_____________________________

Y seguimos como si nada... haciendo política partidista, cada cual arrimando la brasa a su sartén y enlodando al 'adversario'. La unidad se hace con el ejemplo. O estamos enajenados o en total negación. [3 de noviembre 2016]

Nota: Las seis estrellas representan a los seis candidatos a la gobernación.  Cada cual, a su manera, cree que está defendiendo los mejores intereses de Puerto Rico. No han logrado percibir que la junta impuesta por el congreso estadounidense, en su dimensión de principios: es contraria a la justicia, la libertad del ser humano, a  la democracia y a la ley, moral e idiosincrasia de nuestro Pueblo.  Esas seis estrellas pueden muy bien incorporarse a las otras 50 del blandón de los Estados Unidos de Norte América.
______________________

Los puertorriqueños vamos a la urnas a elegir a nuestros gobernantes. Esa es una libertad y la democracia que ejercemos. Nuestro país se encuentra ante una junta impuesta [no electa] que nos gobernará. El asunto es grave.  No lo vamos a resolver en las elecciones y mucho menos con caras de papel, batiendo banderines de colores o con cancioncitas ensordecedoras... pero es lo que estamos haciendo. Es necesario tener valentía para reconocer la realidad y actuar respecto a
ella, para sacrificar los egos, sentarnos entre nosotros en la mesa de diálogo, llegar a acuerdos prácticos y apoyarnos en el caminar. ¡Adelante!
[4 de noviembre de 2016]  


Nota: En el fondo tenemos la capacidad de llegar a los acuerdos que amerita la situación, pero los egos y el fanatismo son caminos más fáciles, además son avenidas ya conocidas y experimentadas. El valor es una vereda poco trillada cuyo primer sacrificado es el 'yo'.
________________________________

¿Cómo le llamamos a un país que se le impone a otro de esa manera? ¡Permitirnos votar y elegir un gobierno que NO tiene poderes para gobernar! Eso es una burla a la democracia. ¡Y cómo le llamamos a quienes son del país abusado que piden ser parte del país que abusa? Pero falta una pregunta, ¿como le llamaremos a quienes participan en tales elecciones?  ¡Wao! ¿Qué nos pasa Puerto Rico!
[4 de noviembre de 2016]

Nota: 1) Es una dictadura enmascarada de libertades. 2) Son hermanos puertorriqueños que han sublimado y racionalizado la opresión al extremo de no percibir que se trata de una careta.  3) Cada cuál responda a su conciencia.  

_______________________________


Démosle unos días al nuevo gobierno que surja electo y despertaremos de la ilusión de que será uno que beneficie al Pueblo. Boricua... tenemos mucho trabajo por delante. [8 de noviembre de 2016]

Nota: Ante tanta interferencia emocional e intelectual, es difícil mantenernos enfocados en los asuntos que importan. Igualmente difícil es crear nuevas maneras de participación ciudadana en la administración del país, incluyendo la fiscalización de quienes gobiernan. Lo que solemos ver como solución es que hay que crear un nuevo partido o movimiento, o que necesitamos de un nuevo líder.  Es imperativo ser solidarios para alcanzar un bien común...más allá de los partidos, la junta y la colonia.
_______________________________
Continuamos ante otra realidad momentánea. ¡Adelante! [9 y 10 de noviembre de 2016]

Nota: Hubo un cambio de partido, y tal vez un cambio de visión sobre nuestro destino. Lo que no hubo fue un cambio en la manera de hacer política y en la visión de cómo administrar y gobernar el país.  
Nosotros, el Pueblo de Puerto Rico, seguiremos sobrereglamentados, cargados con el pago de la deuda pública, sin responsabilizar a quienes nos condujeron a ésta crisis, privatizando propiedades y servicios públicos; pagando cara la luz, el agua, los bienes de consumo, cediéndole al gobierno una mayor parte de lo que generamos en nuestros negocios, profesiones y trabajos, con políticos sobrepagados y privilegiados que responden a quienes aportaron a su campañas.  Seguimos inseguros y preocupados por los empleos, el retiro y la salud...y el futuro de nuestros hijos y nietos. 
___________________________

Más allá de los partidos políticos, hay puertorriqueños que entendemos que la trayectoria de nuestros gobiernos no ha generado el bienestar que esperamos y merecemos. Quienes creemos así, podemos trabajar juntos, porque hay mucho terreno común y se requiere de nuevas maneras de pensar y actuar. Yo abrigo la esperanza de ese Puerto Rico. [11 de noviembre de 2016]
   

sábado, 29 de octubre de 2016

EL GOBERNADOR SE ARMÓ DE VALOR

       El Gobernador se armó de valor…no eran muchas las opciones que tenía, más allá de esperar que venciese su término. Se sentía sólo, triste y decepcionado. Creía haber hecho todo lo posible por encausar al país, pero hasta muchos de los de su propio partido le habían abandonado.
      '¿Qué habré hecho tan mal o será que lo he hecho demasiado bien?  Nuestro país es difícil de entender.' [En nuestro país no se sabe.] 
     Ese era el pensamiento que una y otra vez le inquietaba.  La realidad del Estado Libre Asociado de Puerto Rico cambió drásticamente y ni siquiera tuvo tiempo de comprender sus implicaciones; no logró entender el alcance de varios pronunciamientos devastadores del gobierno de Estados Unidos sobre la Isla y finalmente, llegó la designación de una junta de control fiscal. 
       'Pensé que el Congreso iba a actuar como nuestro aliado en mi empeño por terminar con la corrupción y darle un giro diferente a la administración del país, pero el partidismo y otros ‘amigos’ sabotearon el asunto y esto ha cogido un giro muy complicado.  A la hora de la verdad, la junta nos va a cobrar una deuda, que en parte es ilegal y parece que van a saquearnos a como dé lugar.  El pueblo es quien va a terminar pagando las consecuencias y los responsables van a quedarse como si nada; peor aún, hay unos cuántos de mi partido que me han ‘tildao’ de traidor y ni siquiera quiero darle pensamiento a las cosas que me han dicho porque rayan con la amenaza.  ¿Qué hago?  ¿A quién le debo mi fidelidad, al americano, al PPD o a Puerto Rico?  Total, estoy a ley de unos meses para terminar mi mandato y quizás sea mejor dejarlo todo así.  Que bregue David, si acaso puede. '
      El dilema no es fácil.  Probablemente  gobernantes de otros países se han visto ante disyuntivas paralelas, pero lo peor de todo es la conciencia que no deja de machacar diariamente, veinticuatro horas, junto a la interrogante de cuál habrá de ser su legado para la historia puertorriqueña.  Fue uno de esos días en que los seres humanos despertamos con mayor sensibilidad que el Gobernador se levantó lleno de valor.
    Conferencia de prensa tras su mensaje al país:
   'Si es cierto, como dije en mi mensaje, acabo de renunciar a la junta de control fiscal y en los próximos días estaré acudiendo ante las Naciones Unidas para presentar la situación colonial de Puerto Rico. He solicitado la colaboración de los presidentes de ambas cámaras legislativas para cerrar operaciones.  Mediante decreto he designado la Junta de Gobernación Puertorriqueña y he nombrado a María de Lourdes, a Alexandra, a Bernabe, Cidre, Roselló y a David como sus miembros.  La primera gestión que deberán considerar es la suspensión de las elección del próximo noviembre.'
  Ese día imaginario, tal gobernador pasó a ser uno de los más valientes de nuestra historia.  

  

martes, 11 de octubre de 2016

¿Libertad, para qué?

N o me juzgue tan rápido por el título. Sigo creyendo que la libertad es una condición que permite la dignificación del ser humano y que crea el espacio que necesitamos para desarrollar nuestras capacidades y generar bienestar. Sin embargo, la realidad es que se trata de la presencia o ausencia de circunstancias que facilitan que alcancemos unos objetivos que pueden ser buenos o malos. Hay libertad para dar vida y para quitarla, para ser honrado o deshonesto…para la paz y la guerra.  No se trata entonces, de una meta; sino del vehículo a través de cual podemos lograr aquello que nos proponemos.
Yo elijo como puertorriqueño, comprometerme con la justicia, la sensatez y la
Poema y cartel del 11 de sept. 2016
tenacidad...opto por la integridad. ¿Y por qué éstas cosas?  Porque si lo analizamos serenamente, estamos cómo y dónde estamos por la ausencia de ellas.  La crisis no se debe a lo que nos ha dado o quitado el ELA, o por la falta de igualdad a la cual algunos aspiran bajo la estadidad; tampoco por la ausencia de soberanía bajo la independencia.  No vamos a salir de la situación crítica porque gane cualquiera de los cuatro partidos o uno de los seis aspirantes a la gobernación o porque, en su momento, resulte victoriosa una fórmula de estatus.  En realidad no podemos seguir dependiendo de ello para determinar cuál habrá de ser el rumbo de los puertorriqueños.  El futuro va a depender de cada uno de nosotros y de la manera en que nos desenvolvamos en el espacio que nos provee la libertad.  Hagamos el mejor uso posible de ella.



TRIBUNA INVITADA

por Edric E. Vivoni Farage
💬1

Libertad, ¿para qué?

No me juzgue tan rápido por el título. Sigo creyendo que la libertad es una condición que permite la dignificación del ser humano y que crea el espacio que necesitamos para desarrollar nuestras capacidades y generar bienestar.
Sin embargo, la realidad es que se trata de la presencia o ausencia de circunstancias que facilitan que alcancemos unos objetivos que pueden ser buenos o malos.
Hay libertad para dar vida y para quitarla, para ser honrado o deshonesto…para la paz y la guerra.
No se trata entonces, de una meta; sino del vehículo a través de cual podemos lograr aquello que nos proponemos.
Yo elijo como puertorriqueño, comprometerme con la justicia, la sensatez y la tenacidad... opto por la integridad.
¿Y por qué éstas cosas?
Porque si lo analizamos serenamente, estamos cómo y dónde estamos por la ausencia de ellas.
La crisis no se debe a lo que nos ha dado o quitado el ELA, o por la falta de igualdad a la cual algunos aspiran bajo la estadidad; tampoco por la ausencia de soberanía bajo la independencia.
No vamos a salir de la situación crítica porque gane cualquiera de los cuatro partidos o uno de los seis aspirantes a la gobernación o porque, en su momento, resulte victoriosa una fórmula de estatus.
En realidad no podemos seguir dependiendo de ello para determinar cuál habrá de ser el rumbo de los puertorriqueños.
El futuro va a depender de cada uno de nosotros y de la manera en que nos desenvolvamos en el espacio que nos provee la libertad.
Hagamos el mejor uso posible de ella.


miércoles, 5 de octubre de 2016

Algunas lecciones ante PROMESA

#1.No aprendamos su ejemplo.  El bien es lo que procuramos hacer; no el mal. Ese tipo de enseñanza refleja la manera de actuar y los valores del gobierno de los Estados Unidos. Los puertorriqueños somos diferentes. Precisamente quienes aquí imitan ese comportamiento son los que tienen nuestro país como está. Rechazamos la injusticia y la maldad que representa la junta de control fiscal federal.

#2. Usar dos varas diferentes para castigar un mal es una cosa, pero castigar por un lado y premiar por otro es un fenómeno amorfo y corrompido. Las personas que desempeñan funciones gubernamentales que reciben regalías o donativos, favorecen o se oponen a determinadas medidas que son del interés de quien regala. El Congreso de los Estados Unidos ha facultado por ley a los miembros de esta contradictoria junta de control fiscal federal para que estos puedan recibir regalías.La Secretaria de Salud de Puerto Rico aprobó cierta medida para reglamentar el uso de medicamentos naturales y PROMESA la ha dejado sin efecto. ¿Habrán los cabilderos de las grandes empresas farmacéuticas estadounidenses tenido algo que ver con esto? ¿Estarán las regalías comenzando a tener efecto? No imitemos este proceder. Los puertorriqueños entendemos que esto es incorrecto. Nosotros creemos en la integridad y en la consistencia; somos gente decente con valores y principios. De manera que esto no es tan sólo un asunto de colonialismo; es además, la imposición de valores morales de un imperio en decadencia; rechacémoslo.

#3. Puerto Rico... te vengo a cobrar porque tu no has sabido pagar. ¡Qué tremendo!
#4. Abusar del poder es de por sí reprochable. Los malos manejos de personas en posiciones gubernamentales hacen de su gestión una censurable, porque su primera obligación y compromiso debe ser con el bienestar del Pueblo. Los puertorriqueños le llamamos a algo así, conflicto de interés. Siempre ha sido una razón de peso para incapacitar a una persona a desempeñarse en un puesto público. El Código Penal de Puerto Rico del 2012; Artículos 251 y 252 lo denomina delitos contra el orden público y aprovechamiento ilícito de trabajos o servicios públicos. Rechazamos un comportamiento tan encontrado con nuestros valores y leyes. No les imitemos.
#5. Estamos ante una junta que tomará decisiones que afectarán nuestros ingresos y gastos, al igual que nuestros recursos naturales. No tendremos la oportunidad de expresarnos antes de que las lleven a la práctica. La protesta y la marcha son estrategias válidas, pero hay que generar acciones de otra naturaleza. Menciono algunos sectores que disponen del talento y la inventiva para hacerlo: Colegio de Abogados, facultades de derecho, pintores, compositores, cantantes, músicos, escritores, iglesias, organizaciones de bases comunitarias, universidades, asociaciones profesionales, agricultores, ambientalistas, maestros, estudiantes, atletas y ciudadanos particulares. Hay que proteger a nuestro Pueblo de la arbitrariedad y el abuso, y asumir nosotros la responsabilidad de procesar a los
responsables de la ilegalidad y la corrupción. Este es un deber que está por encima de lineas partidistas.
#6. Debilitar nuestra autoestima; hacernos creer que carecemos de hombres y mujeres de bien; con capacidades y talentos para superar las más difíciles situaciones, es parte de una estrategia malsana de quienes nos vienen a imponer lo que ellos entienden que hay que hacer. Su única meta es cobrarle a los puertorriqueños los dineros de los bonistas y esa función está sobre nuestra constitución. Así lo expresa la ley que creó PROMESA. Para nada se considera el engaño y la ilegalidad de los irresponsables que han creado ésta situación. ¡Puertorriqueño, es tiempo de fortalecer todo lo que nos hace Pueblo!                                                     


En septiembre de 2016 entró en funciones la junta de control fiscal federal impuesta por el Congreso de Estados Unidos a Puerto Rico.  Desde enero de éste mismo año he estado desarrollando una campaña vía 'feisbuc' y en mi cuaderno cibernético para promover la creación de una junta de gobernación puertorriqueña y rechazando la junta.
Entre el 22 y el 29 de septiembre de ese año publiqué éstos carteles como parte de la misma. 

Edric E. Vivoni Farage
Hacienda Luz de Luna
Adjuntas, Puerto Rico


martes, 27 de septiembre de 2016

CUANDO SE CONFUNDE LA VERDAD EN LA CONCIENCIA

     Existir y vivir.  Todo ser es dotado de esa capacidad innata.  ¿Cómo nos hemos desenvuelto los humanos a partir de la consciencia que adquirimos sobre la libertad de elegir? En aquel estado originario, nos resultó relativamente fácil descifrar que nos impulsaban las fuerzas primarias de la alimentación, el sueño y la sexualidad.  Aprendimos los ritmos del planeta y el ciclo de vida de aquellos otros seres con quienes compartíamos las aguas, la tierra y los cielos, e hicimos uso de aquellos que resultaron útiles para nutrirnos, vestirnos y cobijarnos.  Nos integramos al todo.
     Eventualmente complicamos las cosas; le dimos valor a la acumulación de posesiones y establecimos jerarquías proporcionales a su tenencia.  Desarrollamos el egoísmo, la codicia y el deseo de obtener lo que a nuestro juicio fuese lo mejor.  Negociamos la libertad del buen uso por la esclavitud de la ambición, convirtiéndonos en cautivos del consumo desmedido.  En el proceso modificamos el fundamento existencial, aunque retuvimos el lenguaje correspondiente al anterior estado de cosas, llegando al extremo de usar palabras para referirnos a lo opuesto de lo que significan… y nos fuimos adentrando en el mundo del contrasentido.  ¡Llamarle amor a lo que en realidad es egoísmo, o libertad a la esclavitud! 
  En ciertas esferas de poder de algunos gobiernos se han creado escenarios; utilizando el engaño, la mentira y la muerte para limitar los derechos individuales y hacerlo de manera legalizada.  Lo más reciente e inmediato para nosotros es la llamada PROMESA; una junta impuesta por los Estados Unidos que resulta en una burla a la democracia y a la moralidad, y cuyo disfraz es ‘la ayuda para venir a poner nuestra casa en orden’.  La realidad es que se trata de hacerle pagar a los ciudadanos por las ilegalidades y manejos irresponsables de un   ‘liderato político’ y también de quienes crearon la llamada promesa; y todo, sin fijar responsabilidades.
     ¿Hasta dónde se puede afectar el juicio valorativo de las personas cuando así se piensa?  Lamentablemente, hasta el punto en que dentro del propio pueblo abusado hay quienes reciben a PROMESA con los brazos abiertos, quienes la apoyan y procuran obtener ‘prestigio y ventajas’ en tales circunstancias.
 Esa parte de nuestro Pueblo ha dejado de entender una dimensión de lo que acontece…porque los verdaderos esclavos son los que atentan contra la libertad y los que tienen necesidad de falsear una realidad, haciendo uso del cinismo, el abuso y la imposición para extraer de nosotros bienes y riquezas.       
     Por supuesto que existe una profunda diferencia en la conciencia.  En ella es donde damos significado a las palabras o alteramos su sentido; porque existe un abismo entre el que se conforma y se adapta, quien defiende lo torcido… y quien es libre.    


martes, 20 de septiembre de 2016

Leyes de Cabotaje; una larga jornada que habrá de continuar hasta que hagamos justicia

         Con sus firmas, miles de estadistas, independentistas y estadolibristas endosaron una solicitud hecha al liderato político del país para que junto a las elecciones de noviembre próximo se llevase a cabo un referendum sobre las leyes de cabotaje.  En ello hubo la inversión de  unos 500 días de trabajo continuo a través de los medios electrónicos.  
         Veamos algo de trasfondo.  En 1914, el Congreso de los Estados Unidos decidió aplicar a Puerto Rico sus leyes de transporte marítimo, de manera que el acarreo entre ambos países tenía que realizarse en embarcaciones fabricadas, tripuladas y documentadas por los estadounidenses.  Un siglo después, los importadores de la Isla están desembolsando, cada año, un exceso de $750 millones por la misma travesía que se le ofrece a destinos similares al nuestro.  En gran medida, esto se refleja en los altos precios que los puertorriqueños pagamos al adquirir productos provenientes de EEUU.  Ello equivale a un 85% de lo que consumimos.  El sobreprecio es tan significativo, que cubre una cuarta parte de los gastos operativos de toda su marina mercante; la cual comprende alrededor de 465 embarcaciones privadas.  Anteriores esfuerzos recientes para exonerar a Puerto Rico han sido infructuosos.  En 1995-1996 se aprobó una resolución legislativa suscrita por los tres partidos, pero las uniones de estibadores de los puertos en EEUU y una mayoría Demócrata sepultaron la iniciativa.  En el 2015 se presentó el asunto ante las Naciones Unidas y los resultados fueron similares.
        
Bandera que diseñé para la campaña
Ante ese estado de cosas, una campaña para realizar una consulta al Pueblo en noviembre, le hubiese añadido al reclamo la fuerza del voto democrático.  Durante un año y medio solicité pública y privadamente el apoyo de todos los líderes partidistas, visité El Capitolio, sostuve reuniones, hice llamadas, escribí cartas, publiqué carteles y columnas, y recogí firmas.  Finalmente le solicité al Gobernador que incluyese el asunto en la agenda de la sesión extraordinaria de la legislatura; pero la misma no va a ser convocada. 
         Comparto algunas lecciones aprendidas en el proceso.  Una mayoría de los líderes políticos exhiben un grado de inaccesibilidad y arrogancia.  En ellos predomina el protagonismo;  las luchas de poder y sus intereses y fidelidades muy poco tienen que ver con el bienestar del Pueblo.  Muchos de nuestros políticos están pendientes a lo que dice ‘el americano’ y responden con una expectativa sumisa y temerosa a lo que entienden que ‘ellos’ piensan.  Mejorar el país va a requerir que tanto los partidos como los votantes modifiquemos, de raíz, actitudes.     

         Termino agradeciendo el apoyo de tantos buenos habitantes de ésta Tierra que se mantienen en pie de lucha dentro de la sinrazón de los gobernantes. A todos los que se unieron a ésta gesta; especialmente al MUS y a María de Lourdes Guzmán quienes lo hicieron desde los inicios.  ¡Falta camino, pero en el proceso lograremos la justicia!  

_______________________

  


TRIBUNA INVITADA

por Edric E. Vivoni Farage









34

Las Leyes de Cabotaje y los políticos sumisos

Con sus firmas, miles de estadistas, independentistas y estadolibristas endosaron una solicitud hecha al liderato político del país para que junto a las elecciones de noviembre próximo se llevase a cabo un referéndum sobre las Leyes de Cabotaje. En ello hubo la inversión de unos 500 días de trabajo continuo a través de los medios electrónicos.
Veamos algo de trasfondo. En 1914, el Congreso de los Estados Unidos decidió aplicar a Puerto Rico sus leyes de transporte marítimo, de manera que el acarreo entre ambos países tenía que realizarse en embarcaciones fabricadas, tripuladas y documentadas por los estadounidenses. Un siglo después, los importadores de la Isla están desembolsando, cada año, un exceso de $750 millones por la misma travesía que se le ofrece a destinos similares al nuestro.
En gran medida, esto se refleja en los altos precios que los puertorriqueños pagamos al adquirir productos provenientes de Estados Unidos. Ello equivale a un 85% de lo que consumimos. El sobreprecio es tan significativo, que cubre una cuarta parte de los gastos operativos de toda su marina mercante; la cual comprende alrededor de 465 embarcaciones privadas.
Anteriores esfuerzos recientes para exonerar a Puerto Rico han sido infructuosos. En 1995-1996 se aprobó una resolución legislativa suscrita por los tres partidos, pero las uniones de estibadores de los puertos en Estados Unidos y una mayoría Demócrata sepultaron la iniciativa.
En el 2015 se presentó el asunto ante las Naciones Unidas y los resultados fueron similares.
Ante ese estado de cosas, una campaña para realizar una consulta al pueblo en noviembre le hubiese añadido al reclamo la fuerza del voto democrático. Durante un año y medio solicité pública y privadamente el apoyo de todos los líderes partidistas, visité El Capitolio, sostuve reuniones, hice llamadas, escribí cartas, publiqué carteles y columnas, y recogí firmas. Finalmente, le solicité al gobernador que incluyera el asunto en la agenda de la sesión extraordinaria de la Legislatura pero la misma no va a ser convocada.
Comparto algunas lecciones aprendidas en el proceso. Una mayoría de los líderes políticos exhiben un grado de inaccesibilidad y arrogancia. En ellos predomina el protagonismo; las luchas de poder y sus intereses y fidelidades muy poco tienen que ver con el bienestar del Pueblo.
Muchos de nuestros políticos están pendientes a lo que dice “el americano” y responden con una expectativa sumisa y temerosa a lo que entienden que “ellos” piensan.
Mejorar el país va a requerir que tanto los partidos como los votantes modifiquemos, de raíz, actitudes.
Termino agradeciendo el apoyo de tantos buenos habitantes de ésta Tierra que se mantienen en pie de lucha dentro de la sinrazón de los gobernantes. ¡Falta camino, pero lograremos la justicia!


Versión escrita para El Nuevo Día 
         

sábado, 16 de julio de 2016

La bandera al revés

     La imposición de una junta de control fiscal por parte del Gobierno de los Estados Unidos, coloca en grave riesgo de pérdida, la VIDA y PROPIEDAD de lo que propiamente es Puerto Rico.  Mediante pronunciamientos oficiales recientes, prácticamente eliminaron al ELA junto a la poca soberanía que poseíamos.  La junta tiene la capacidad de estrangular económicamente al Pueblo y disponer de las propiedades que son de dominio público sin que sean revisables su decisiones.
     Los Estados Unidos se levantaron como bastión de libertades y derechos humanos; de democracia, en el Nuevo Mundo. Por eso libraron su Guerra de Independencia, escribieron una Carta de Derechos, una Declaración de Independencia y finalmente una Constitución. Es a través de esos escritos y su acción revolucionaria que se convirtieron en un modelo para el mundo. Lucharon lejos de su Tierra defendiendo esos principios. Hoy, los Estados Unidos sucumben interna y externamente por haber traicionado su propio fundamento nacional. Parte de su desgracia es mantener a Puerto Rico como colonia, violar nuestros derechos humanos y tratarnos indignamente.  Nos imponen una junta que viene a decidir por nosotros, a explotarnos económicamente: personas y tierras… para cobrar los dineros de una deuda de la cual ellos son principalmente responsables.
     Por eso coloco su bandera al revés; por la traición que el gobierno de los EEUU ha tenido para con esos principios que aprendí, que considero loables y en los cuales creo firmemente; por traicionar y engañar a los puertorriqueños, al pueblo estadounidense y al mundo. ¡A eso tengo derecho y por eso hago lo que es propio!
__________________________________

[Ésta es nuestra bandera! Somos hijos de la noble Patria que ella representa. Hoy he colocado al revés la estadounidense. Quisiera que todas las banderas estuviesen al derecho...y con sus colores brillantes. La nuestra, la he visto ataviada de luto entre los muros del Viejo San Juan.  Llegarán tiempos mejores; ya los veremos.]

______________________

Las doble varas de la moralidad y la justicia.  Miran la paja en nuestro ojo e ignoran la viga en el propio.